La escritura en los niños zurdos

Si el ámbito de la escritura es especialmente complicado para los más pequeños, este hecho se acrecienta en los niños zurdos. La persona zurda debe adaptarse a las normas de escribir de izquierda a derecha, que son contrarias a lo que a él le sale de forma natural. Además, debe adaptarse a su nueva postura forzada para poder escribir, en forma de gancho, con la muñeca doblada y cogiendo el bolígrafo o el lápiz en forma de pinza. Es la manera de poder ver que está escribiendo.

Por lo tanto, lo primero es enseñar al niño a coger bien el lápiz o el bolígrafo, con el pulgar y el índice. Después facilitar la posición del papel para que no tuerza la mano. Se recomiendan libretas con espirales a la derecha o en el lado superior o folios sueltos. Además, es importante utilizar un bolígrafo de tinta de gel, que se deslice suavemente, y de secado rápido.

¿Por qué algunos niños usan la mano derecha y otros la izquierda?

Los estudios y las hipótesis sugieren diversos motivos:

  • genética
  • alto nivel de testosterona
  • cultura
  • desarrollo geográfico
  • estrés de nacimiento
  • incapacidad temporal de larga duración de la mano derecha
  • teoría de la evolución de la asimetría

Principales problemas de un niño zurdo

La escritura convencional está desarrollada exclusivamente para las personas diestras. Escribimos a mano de izquierda a derecha. Dejamos libre la escritura a medida que escribimos. En un zurdo, todo este proceso es mucho más complicado. Su mano izquierda cubre todo el texto escrito impidiéndole ver la escritura en toda su perspectiva y ensuciando lo que ha escrito.

En muchos casos los niños zurdos invierten las letras o escriben en espejo, es decir, escriben las letras y palabras en el correcto orden, pero en la dirección contraria y con las letras orientadas al revés. Por este motivo se relaciona la condición de ser zurdo con la dislexia.

¿Son los niños zurdos más inteligentes?

No es que sean más inteligentes, sino que tienen una capacidad de adaptación mayor; se realizan más conexiones neuronales. Su estructura cerebral y su lateralidad funcionan mejor cuando se les permite usar la mano izquierda. Por eso, lo más importante es no obligarles a usar la mano derecha, no hay que convertirlos en diestros.

Cómo ayudar a los niños zurdos

Lo primero de todo es no tratar de convertirles en diestros, cada uno aprende a escribir a su manera. Lo segundo a tener en cuenta es paciencia por parte de los padres o los profesores. Debemos ponernos en su lugar para llegar a entender la complejidad de ser zurdo en un mundo de diestros. Un tercer punto importante es respetar su lateralidad y ayudarles a desarrollarse como personas.

El momento más importante es cuando se enseña a escribir a un zurdo. En la mayoría de los casos, un niño zurdo empieza escribiendo correctamente, pero en espejo. La manera de ayudarles y hacerles comprender que no hay nada malo o equivocado en su manera de escribir es:

  • No castigándolo por lo que lo hace
  • Retroalimentándolo positivamente
  • Explicándole que su manera de escribir es correcta, aunque no habitual

Visitado em 16/04/2020

Educar a un niño zurdo ó que se sospecha lo es

Los padres y los profesores del niño zurdo pueden colaborar en gran medida para que le sea mas fácil desenvolverse en un mundo pensado y diseñado para diestros.

 

La mano izquierda atada a la silla era el “pedagógico” sistema que se utilizaba antiguamente en las escuelas para evitar que los zurdos no escribieran con su mano hábil. Hoy en día la lateralidad está aceptada como algo normal y no un signo de torpeza.

 

Christine Urias

 

Los zurdos suman el 10% de la población y ven el mundo desde otra posición. Actividades que para los niños diestros no suponen un esfuerzo especial como cortar siguiendo una línea de puntos o aprender a escribir, tienen un grado de dificultad añadida para los zurdos. Estos pequeños problemas cotidianos pueden generar frustración, ansiedad o incluso falta de confianza en los niños, cuando por su edad no son capaces de reconocer la verdadera causa de su torpeza. Por eso, el niño zurdo necesita ante todo tolerancia y paciencia por parte de sus padres y profesores, no basta con dejar que se la arregle solo con su mano izquierda, hay que enseñarle a desenvolverse como zurdo.

 

Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros, y es normal que en actividades cotidianas usen ambas manos indistintamente. Otros, en cambio, manifiestan desde muy pequeños su preferencia lateral. En general, se puede decir que la lateralización aparece entre los 3 y los 6 años. Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros.

 

La manera más sencilla de comprobar si un niño es zurdo o diestro es dedicando tiempo a observar como evoluciona su preferencia manual, viendo qué mano, pie u ojo utiliza cuando realiza de forma espontánea acciones como agarrar la mamadera ó el chupete, pintar con los dedos, mirar por un calidoscopio o por otro objeto, limpiar una superficie con un trapo, cepillarse los dientes, peinarse, llevar un vaso lleno de agua, saltar sobre un pie… etc.

 

Consejos para educar a un niño zurdo

 

No obligar a cambiar la mano. Si el niño zurdo es obligado a utilizar la mano derecha, implica que use la mano más débil y menos hábil para realizar sus tareas, esto lo hará torpe, inefectivo y lo agotará innecesariamente haciendo que el aprendizaje sea más dificultoso y frustrante.

“Forzar la lateralidad de una persona conlleva muchos problemas”, así lo apunta Jane M. Healey, neuropsicóloga infantil y autora del libro El niño zurdo quién también agrega, “Cambiar las preferencias laterales del niño puede conllevar desventajas, como dificultades para distinguir la derecha de la izquierda, trastornos en la escritura, dislexia e incluso tartamudez”.

 

Guiarles como un espejo

 

Si la madre o el padre es diestro, la mejor manera de ayudar a un niño a aprender a realizar actividades sencillas, como abrocharse los cordones de los zapatos, o utilizar un tenedor, es sentarse frente a él e ir guiándolo como si fuera la imagen ante un espejo, de este modo podrá imitarlo con más facilidad.

 

Trabajar en clase

 

Los maestros deben de informarse desde un principio si hay niños zurdos en el grupo, prestarles atención y procurar que usen las herramientas adecuadas.

Sentarlos al lado izquierdo de los pupitres dobles o junto a otro niño zurdo para evitar que su codo choque con el del compañero diestro.

Sentarlos al lado derecho de la clase en relación a la pizarra, con el fin de que vean la escritura del maestro desde el mismo ángulo que ellos miran su escritura sobre el papel.

Colocar el papel o cartulina en el lado izquierdo de la mesa de trabajo e inclinarlo hacia la derecha.

Ubicarse al lado izquierdo del niño para darle las instrucciones.

Enseñarles a tomar el lápiz en la misma forma que lo hacen los diestros con el fin de evitar que adopten la posición de la mano “en gancho”, típica de los niños zurdos.

 

Herramientas para niños zurdos

 

Para un niño zurdo trabajar con una herramienta para diestros causará frustración por la incomodidad que esto supone. Hoy en día existen algunas herramientas que se han hecho especialmente para la mano izquierda que facilitan a los zurdos su actividad cotidiana.

 

Tijeras: tienen los filos invertidos, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho. De esta forma, se facilita la tarea de cortar en línea recta.

 

Sacapuntas: tiene la cuchilla al revés. El lápiz se toma con la mano izquierda y gira en el sentido natural del zurdo, contrario a las agujas del reloj ó antihorario.

 

Lapiceras y lápices: con grip para prevenir callosidades, hacer menos presión, evitar que resbalen los dedos y no tachar lo escrito con la mano

 

Reglas: con la numeración de derecha a izquierda para no tapar la lectura de los números con la mano.

 

Agendas y cuadernos: el espiral está a la izquierda y se puede abrir al revés. Permite, además de facilitar la escritura sin tropezar con el espiral, corregir la postura del cuaderno y la de la mano al escribir (algunos niños zurdos tienden a escribir con la mano torcida hacia dentro).

 

Libros para colorear: se abre al revés y tiene dibujos con referencias al niño zurdo.

 

Teclado de computadoras: con la calculadora a la izquierda. fonte

 

Visitado em 20/04/08

 

Difficoltà affrontate dai mancini

I pregiudizi derivano dalla non-conoscenza e dai secoli. E’ stato causato un malinteso e una diffidenza di molte caratteristiche non comuni del comportamento umano. In tutto il mondo religioni e tradizioni hanno dettato un indiscutibile conformismo. La risultante mancanza di conoscenza e comprensione ha causato sofferenze e serie privazioni. All’inizio del Cristianesimo ad esempio si credeva che il mancinismo fosse un segno del diavolo ed i bambini che facevano qualche cosa con la sinistra erano immediatamente ammoniti.

Nella nostra societá è uno sforzo costante migliorare gli atteggiamenti al riguardo ed abolire il vocabolario con referenze alla “minoranza”, il silenzioso 15 – 20 % di mancini non è mai stato veramente considerato. Per esempio nella lingua inglese ci sono molte frasi comuni che possono essere degradanti per un mancino. Ad esempio “nato sul lato sinistro del letto”., “Ti sei alzato con il piede sinistro”,” uno sguardo sinistro”, “un tiro mancino”,”un sinistro”.

In molte altre lingue del mondo il vocabolo usato la parola per dire sinistra o mancino ha, una connotazione negativa. In francese “gauche” significa sinistra, ma anche goffo, sgraziato e difficile, in greco per sinistra è “skaios” o “ill-omen” e la frase spagnola “no ser zurdo” significa essere intelligente, ma la traduzione esatta è “non essere mancino”. Nell’antico dramma greco il cattivo e le brutte notizie erano fatte entrare dalla sinistra e quella è ancora un usanza per i mimi, la fatina buona arrivava sempre dalla destra. Gli Incas erano una delle poche razze che consideravano l’essere mancini una fortuna. E’ ancora più evidente il fatto che come civiltá abbiamo passato secoli a disegnare attrezzi per renderci la vita più facile e, cosí facendo, li abbiamo creati predisposti per i destri, rendendo più difficile la vita a millioni di persone, perchè invece di adattare gli attrezz, erano i mancini che dovevano forzatamente cambiare mano. Fino dall’era di Neanderthal l’uomo incominciá a creare semplici attrezzi, in cui è evidente la possibilitá di uso sia da destra che da sinistra.

Furono i Romani che introdussero la maggior parte delle tendenze che ancora troviamo ai nostri tempi, tra cui lo scrivere da sinsitra verso destra. Inventarono il saluto con la destra, mentre proteggevano il cuore e altri organi vitali tenendo lo scudo nella sinistra. Stringere la mano con la destra perciò fu preso come un segno di fiducia. Offrendo la mano della spada temporaneamente ci si rende senza difesa. Era considerato altamente offensivo entrare in casa di un ospite con il piede sinistro perciò i padroni di casa mettevano dei servitori a guardare come entravano i visitatori in casa, per assicurarsi che mettessero dentro prima il piede destro.

Pulsanti e leve ed altri generi di attrezzi che sono facili da usare per un destro possono essere causa di movimenti scomodi per un mancino. La posizione delle leve di sicurezza, manopole e pulsanti, la filettatura di una vite, la seghettatura di una lama, l’impugnatura modellata di un oggetto, la stampa sul dorso o sull’etichetta di un libro, hanno tutti una predisposizione per i destri. I produttori dicevano che non è conveniente produrre ad hoc per una percentuale cosí piccola della popolazione. E’ spesso costoso cambiare i prodotti e procedere alla progettazione di versioni mancine degli articoli di uso comune.

Solo negli anni più recenti hanno riconosciuto la necessitá di rendere i loro articoli più ambidestri, cosicchè sia i destri che i mancini possono usarli con facilitá, per esempio pelaverdure con doppia lama e pulsanti e leve situati al centro. Molti mancini dicono di avere nessun problema a vivere in un mondo “per destri”. Dopo aver sperimentato prodotti per mancini diventano più consapevoli di come usano gli attrezzi e di come sono abili nell’adattarsi. Se ad un bambino è data la fiducia di provare diventerá più indipendente ed esperto.

E’ estremamente importante dare ad un bambino attenzione ed incoraggiarlo a capire la sua situazione. E’ stressante il fatto che solo i destri possano facilmente utilizzare oggetti di uso comune. Lo stesso vale per i bambini e un bambino mancino non deve mai essere forzato ad usare attrezzi che ovviamente trova difficili e sconfortanti.

Fonte: http://www.arpnet.it/mancini/5E.htm

Visitado em 31/01/08

 

Difficoltà affrontate dai mancini

I pregiudizi derivano dalla non-conoscenza e dai secoli. E’ stato causato un malinteso e una diffidenza di molte caratteristiche non comuni del comportamento umano. In tutto il mondo religioni e tradizioni hanno dettato un indiscutibile conformismo. La risultante mancanza di conoscenza e comprensione ha causato sofferenze e serie privazioni. All’inizio del Cristianesimo ad esempio si credeva che il mancinismo fosse un segno del diavolo ed i bambini che facevano qualche cosa con la sinistra erano immediatamente ammoniti.

Nella nostra societá è uno sforzo costante migliorare gli atteggiamenti al riguardo ed abolire il vocabolario con referenze alla “minoranza”, il silenzioso 15 – 20 % di mancini non è mai stato veramente considerato. Per esempio nella lingua inglese ci sono molte frasi comuni che possono essere degradanti per un mancino. Ad esempio “nato sul lato sinistro del letto”., “Ti sei alzato con il piede sinistro”,” uno sguardo sinistro”, “un tiro mancino”,”un sinistro”.

In molte altre lingue del mondo il vocabolo usato la parola per dire sinistra o mancino ha, una connotazione negativa. In francese “gauche” significa sinistra, ma anche goffo, sgraziato e difficile, in greco per sinistra è “skaios” o “ill-omen” e la frase spagnola “no ser zurdo” significa essere intelligente, ma la traduzione esatta è “non essere mancino”.

Nell’antico dramma greco il cattivo e le brutte notizie erano fatte entrare dalla sinistra e quella è ancora un usanza per i mimi, la fatina buona arrivava sempre dalla destra. Gli Incas erano una delle poche razze che consideravano l’essere mancini una fortuna. E’ ancora più evidente il fatto che come civiltá abbiamo passato secoli a disegnare attrezzi per renderci la vita più facile e, cosí facendo, li abbiamo creati predisposti per i destri, rendendo più difficile la vita a millioni di persone, perchè invece di adattare gli attrezz, erano i mancini che dovevano forzatamente cambiare mano. Fino dall’era di Neanderthal l’uomo incominciá a creare semplici attrezzi, in cui è evidente la possibilitá di uso sia da destra che da sinistra.

Furono i Romani che introdussero la maggior parte delle tendenze che ancora troviamo ai nostri tempi, tra cui lo scrivere da sinsitra verso destra. Inventarono il saluto con la destra, mentre proteggevano il cuore e altri organi vitali tenendo lo scudo nella sinistra. Stringere la mano con la destra perciò fu preso come un segno di fiducia. Offrendo la mano della spada temporaneamente ci si rende senza difesa. Era considerato altamente offensivo entrare in casa di un ospite con il piede sinistro perciò i padroni di casa mettevano dei servitori a guardare come entravano i visitatori in casa, per assicurarsi che mettessero dentro prima il piede destro.

Pulsanti e leve ed altri generi di attrezzi che sono facili da usare per un destro possono essere causa di movimenti scomodi per un mancino. La posizione delle leve di sicurezza, manopole e pulsanti, la filettatura di una vite, la seghettatura di una lama, l’impugnatura modellata di un oggetto, la stampa sul dorso o sull’etichetta di un libro, hanno tutti una predisposizione per i destri. I produttori dicevano che non è conveniente produrre ad hoc per una percentuale cosí piccola della popolazione. E’ spesso costoso cambiare i prodotti e procedere alla progettazione di versioni mancine degli articoli di uso comune.

Solo negli anni più recenti hanno riconosciuto la necessitá di rendere i loro articoli più ambidestri, cosicchè sia i destri che i mancini possono usarli con facilitá, per esempio pelaverdure con doppia lama e pulsanti e leve situati al centro. Molti mancini dicono di avere nessun problema a vivere in un mondo “per destri”. Dopo aver sperimentato prodotti per mancini diventano più consapevoli di come usano gli attrezzi e di come sono abili nell’adattarsi. Se ad un bambino è data la fiducia di provare diventerá più indipendente ed esperto.

E’ estremamente importante dare ad un bambino attenzione ed incoraggiarlo a capire la sua situazione. E’ stressante il fatto che solo i destri possano facilmente utilizzare oggetti di uso comune. Lo stesso vale per i bambini e un bambino mancino non deve mai essere forzato ad usare attrezzi che ovviamente trova difficili e sconfortanti.

Fonte: http://www.arpnet.it/mancini/5E.htm

Visitado em 31/01/08

 

Discriminacion contra los zurdos

Algunos niños tartamudean, se orinan en la cama, tienen pesadillas o se convierten en seres tímidos y apáticos, sin razón aparente. Sin embargo, investigaciones realizadas en Cuba revelan que estos trastornos pueden ser ocasionados porque los niños son presionados por la familia y la sociedad para que utilicen su mano derecha, cuando en realidad son zurdos.

Estos son algunos de los resultados de la investigación realizada por Nibaldo Hernández Mesa, médico de la Universidad de la Habana, físico del Instituto Pedagógico de Cuba, PHD en neurofisiología, y post-doctorado en electro fisiología, en Praga. Estos experimentos se llevaron a cabo en Cuba, y se realizaron en primera instancia con ratas, monos y una especie de roedor característico de Cuba llamado jutia onga.

Los investigadores constataron que el 50% de las ratas son zurdas, al igual que un gran porcentaje de jutias, mientras la mayoría de los monos resultaron ser diestros. Hernández, asegura que la herencia y la posición del feto son factores determinantes para que un niño sea zurdo o derecho, pero que algunos niños que nacen con potencial zurdo, son obligados por sus padres o maestros a volverse derechos, ocasionando que se “descoordine” un punto en el cerebro, lo que trae como consecuencia algunos trastornos en el lenguaje y el comportamiento.

Está demostrado que si una persona es zurda es porque tiene activados determinados centros en el cerebro,en el hemisferio izquierdo, los cuales quedan atrofiados si se obliga al niño a ser diestro. Las personas nacen con ciertas habilidades que les permiten dominar mejor su mano izquierda o derecha. Sin embargo, esto no implica que si es zurdo por ejemplo, tenga la misma destreza con su pierna izquierda o con su ojo izquierdo, es decir que puede ser zurdo y manejar mejor su pierna y su ojo derecho.

El zurdo en la sociedad

Desde muy temprana edad el niño zurdo se ve enfrentado a pupitres de colegio diseñados para quienes escriben con su mano derecha, lo cual los obliga a adoptar una posición semi-jorobada que termina por afectarles la columna.

El zurdo siempre gesticula con su mano izquierda lo que puede estorbar a otros, por lo tanto tiende a retraerse al lado izquierdo, lo que implica una especie de automarginamiento. En Cuba es muy común que cuando se comete un error se le denomine una “zurdada”, es decir que ser zurdo es una equivocación, Al zurdo también se le denomina “siniestro”, lo cual indica que el idioma también presenta cierto tipo de discriminación con el zurdo.

En la cultura árabe por ejemplo, la mano derecha se utiliza para escribir, rendir culto a Dios y en general para las cosas positivas o “buenas”; la mano izquierda, en cambio, es utilizada para las cosas “malas”. La mayoría de equipos están diseñados para ser uilizados por personas diestras. Los controles de los aviones, por ejemplo, vienen al lado derecho, razón por la cual los pilotos zurdos deben aprender a manejar su mano derecha.

De igual forma sucede con los odontólogos pues los instrumentos odontológicos también están diseñados para ser utilizados con la mano derecha. Hernández asegura que hay una inducción social que obliga al zurdo a ser diestro, una clara muestra de ello es que nuestra escritura esta hecha de izquierda a derecha.

Ambidextros, lo mejor

Las investigaciones que se están llevando a cabo en el plano pedagógico apuntan a que es importante que los niños aprendan a dominar bien ambas manos. Esto se puede volver incluso un juego pedagógico donde el niño escriba su tarea con ambas manos, primero con una y luego con la otra. Esta motivación y esfuerzo trae como consecuencia que se refuerce el aprendizaje.

Esto debido a que la utilización de los hemisferios cerebrales sería mucho mejor aprovechada si se entrenan las acciones con ambas extremidades, con ambos ojos, con ambos pies, con las dos manos, pues hay una ley fisiológica según la cual que cada vez que se realiza un movimiento existe una parte del cerebro que se activa, entonces si se activa un solo lado, la otra parte del cerebro no se desarrolla igual.

El científico Hernández exlpica también que algunas investigaciones han revelado, incluso, que muchos niños que presentan dificultades en el aprendizaje de las matemáticas, ante todo en física, son “falsos” derechos y que entrenándoseles con la izquierda podrían mejorar.

Las ventajas de los zurdos

Experimentos llevados a cabo en Cuba por profesionales de la salud y el deporte, demostraron que los zurdos tienen mayor capacidad de reacción en el béisbol, pues en este deporte el zurdo tiene una ventaja posicional.

Algunos zurdos brillantes que recuerda la historia son Benjamín Franklin, Charles Chaplin, Leonardo Da Vinci, y Simón Bolívar, entre otros. “A pesar de vivir enfrentados a un mundo de personas diestras ellos fueron zurdos maravillosos”, afirma el investigador Nibaldo Hernández.

fonte

Visitado em 16/06/07

¿Diestro o zurdo?

Hasta los tres años los niños utilizan las dos manos indistintamente. Es de los seis a los 12 cuando se independizan totalmente las manos izquierda y derecha. Aquí encontrarás algunos juegos que definirán sus habilidades y te darán pistas sobre qué lado de su cuerpo domina.

Que unas personas sean diestras y otras zurdas se debe a la lateralización, es decir, al predominio de utilizar una parte del cuerpo frente a la otra. Un niño estará lateralizado a la derecha y será diestro si usa reiteradamente el lado derecho de su cuerpo. Será zurdo si la parte que usa sistemáticamente es la izquierda.

Normalmente, la preferencia lateral se determina por la supremacía de un hemisferio cerebral sobre el otro (está genéticamente determinada), pero la presión social puede contrariar o confirmar esta disposición.

Evolución de la lateralidad

  • Aunque no es determinante, hacia los cuatro meses se deja ver cierta predominancia en el uso de los ojos.
  • Sobre los siete meses una de las manos resulta más habilidosa que la otra.
  • Hasta los tres años se habla de lateralidad indiferenciada, no hay una preferencia clara.
  • De los tres a los seis años es fácil encontrarnos con alternancias en el predominio de lamitad derecha o la izquierda.
  • De los seis o siete a los doce años se da la independencia definitiva de la derecha respecto de la izquierda.

La organización de los movimientos exige que un lado tome el dominio sobre el otro. De hecho, la lateralidad cruzada puede ser causa de desajustes y la ambidextreza tampoco parece ser la fórmula ideal.

Estos juegos dejarán ver la preferencia lateral de tu hijo, aunque por sí solos no son suficientes para establecer de forma rotunda una dominancia lateral. Habría que completarlos con otras pruebas y con un cuestionario sobre la lateralidad en otras actividades habituales del niño.

Hablan los ojos

El agujero
Haz un agujero de la dimensión de una moneda de dos euros en el centro de una cartulina tamaño folio. Pide a tu hijo que sujete la cartulina con los brazos extendidos y, siempre con los dos ojos abiertos, mire a través del agujero un objeto determinado. Sin perder de vista el objeto dile que vaya acercando, despacio, la cartulina a la cara.

El catalejo
Con un folio o un rollo de papel higiénico terminado haz un catalejo. Juega con tu hijo a ver paisajes lejanos. Podéis imaginar que estáis en el desierto, en un safari con montones de animales o disfrutando de un día en la montaña.

En la mayoría de los casos, el ojo que mira por el agujero y por el catalejo es el dominante.

Fíjate en sus pies

Pisar los círculos
Recorta varios círculos del tamaño de un CD, de unos 12 centímetros de diámetro, y espárcelos por el suelo separados unos de otros. Se trata de andar hasta uno de ellos, pararse y recitar: «Soy un elefante grandón y piso este círculo marrón», y a la voz de ¡Plash!, darles un fuerte pisotón. Primero haz tú de elefante; los más pequeños se desternillarán de risa. Después pasáis al siguiente círculo.

Fútbol
Este juego es muy sencillo. Se debe hacer en el parque o en cualquier lugar donde no se pueda romper nada. Consiste en colocar al niño frente a un balón como los de fútbol, pero más ligero. Le pedimos que le dé una patada, que corra tras él dándole puntapiés y que lo patee cuando se lo lancemos.

Normalmente elegirá el pie dominante para dar patadas y para pisar los círculos.

Uso de las manos

Coser
Dibuja sobre un trozo de cartón la silueta de una figura. Haz agujeros bastante grandes a lo largo del contorno. Pasa por uno de los agujeros un cordón de zapatos con uno de los extremos anudados –el nudo queda en el reverso del cartón–. El niño tiene que pasar poco a poco el cordón por todos los agujeros.

La mano que lanza la pelota, que maneja las tijeras y que cose suele ser la dominante.


Hacer diana
Coloca sobre la pared un blanco de 30×30 cm a la altura del pecho de tu hijo. Sitúa al niño, de pie, frente al cuadrado, a unos dos metros de distancia de él. Debe lanzar una pelota de tenis (o similar) e intentar tocar el cuadrado. No se permite tener los pies juntos. Es indiferente que dé en el centro o en los lados. No es una prueba demasiado fácil, así que reduce la distancia si el blanco se resiste.
Puedes usar una diana de verdad o fabricar un cuadrado de cartulina y pegarlo en la pared.

Pintar y cortar
Necesitas unas tijeras de punta redonda (para que el niño no se lastime) y una figura (puedes dibujar esta casita, por ejemplo) que ocupe, más o menos, medio folio. Estará delimitada por una línea separada de la imagen un centímetro. Dibuja tú el contorno y deja que él acabe y coloree el resto. Una vez terminada la casa, explícale: «Vamos a cortar el dibujo; tienes que recortar entre estas dos líneas (se las señalamos), sin tocar ninguna de las dos».

fonte

Visitado em 31/01/08