La escritura en espejo en niños y adultos

La escritura en espejo es un término se refiere a personas que escriben las letras o números (incluso palabras completas o párrafos enteros) cual si se reflejaran en un espejo. Aunque realmente existen muy pocas investigaciones científicas realizadas en este campo, este fenómeno es muy antiguo y suele ser más común en las personas zurdas y en las idiomas que se escriben de derecha a izquierda.

La escritura espejo en los niños

Un “problema” no poco frecuente entre los niños de 5 a 7 años es la escritura en espejo. No obstante, aunque muchos padres se alarman cuando ven que sus hijos tienen escritura en espejo (quizás porque la confunden con la dislexia), la realidad es que es un fenómeno normal en los pequeños que están comenzando a aprender a leer y escribir.

Los dos motivos por los que los niños escriben en espejo

  1. Problemas de lateralidad. En estas edades se pasa por un periodo crucial para establecer la lateralidad ya que es en este momento cuando los pequeños muestran una mayor preferencia por el uso de una mano u la otra. Sin embargo, en ocasiones los pequeños muestran una lateralidad cruzada o una lateralidad zurda. En este sentido vale aclarar que la dirección más natural que asumen los zurdos para escribir sería de derecha a izquierda (justo al contrario de las personas con lateralidad derecha y de nuestro sistema de escritura). Por ende, no es extraño que los pequeños deban pasar un periodo de entrenamiento antes de comprender esta dirección y asumirla en su escritura.

La mayoría de los niños pasan la fase de la escritura en espejo sin presentar mayores dificultades. Aunque obviamente, siempre es recomendable mantenerse atentos al posterior desarrollo de la lectura.

  1. Problemas de la percepción visual.Cuando el niño debe aprender a leer y escribir su sistema visual debe ser suficientemente maduro como para que perciba las simetrías entre letras y a la misma vez debe haber desarrollado un sistema básico de orientación espacial. De esta forma comprenderá las simetrías entre pares de letras particularmente complejos como por ejemplo “b-d” con cambios a la derecha y la izquierda o las letras “b-p” con cambios arriba y abajo.

A la edad de 5 o 6 años algunos niños tienen dificultades para percibir estas simetrías por lo que suelen girar las letras de forma aislada ya que no perciben adecuadamente las diferencias entre una y otra. No obstante, estos problemas normalmente deben haberse superado a la edad de siete años.

Así, si bien la escritura en espejo no se evidencia siempre en todos los niños ni de forma sistemática; puede afirmarse que es una fase normal por la que pasan algunos niños cuando aprenden a escribir pero con un poco de ayuda extra estos problemas se resuelven rápidamente.

¿La escritura en espejo es hereditaria?

Recientemente investigadores australianos han lanzado la hipótesis de que la escritura espejo podría ser una condición hereditaria. Estos psicólogos colocaron una fábula de Esopo en el periódico local y solicitaron que todos aquellos que fueran capaces de leerla en menos de un minuto les contactara. Obviamente, el texto estaba escrito en espejo.

Así encontraron a 10 adultos que presentaban escritura espejo y que eran capaces de leerla fluidamente. Lo curioso fue que los niños de estas personas también presentaban la escritura espejo y casi todos eran zurdos. Los investigadores hipotetizan que podría existir un gen que interviene en la organización de los centros del lenguaje en el cerebro que también sería el responsable de la escritura espejo. Una idea que no sería del todo descabellada ya que se ha comprobado en los casos de sinestesia pero lo cierto es que por el momento no es más que una hipótesis a comprobar.

La otra cara de la escritura en espejo

Aunque en los primeros años de la vida la escritura en espejo puede ser normal, cuando aparece en la adultez normalmente es un síntoma de una lesión cerebral en el hemisferio dominante. También se ha descrito este tipo de escritura en personas que padecen de esquizofrenia, personalidad múltiple, Alzheimer y Parkinson. De hecho, especialistas del Departamento de Neurología del Hospital de Beijing proponen que la aparición de la escritura en espejo en la tercera edad debe ser contemplada como un factor que predice un posterior deterioro cognitivo.

Sin embargo, también hay quienes han asociado la escritura espejo a una mayor inteligencia y creatividad. Probablemente esta conexión se ha realizado basándose en el caso de Leonardo Da Vinci quien realizaba todas sus anotaciones personales utilizando la escritura espejo de forma que estas fueran indescifrables para las otras personas. Eso sí, vale aclarar que Da Vinci era ambidiestro, una condición que se ha demostrado facilita aprender a escribir en espejo.

Particularmente no conozco ningún estudio científico reciente que demuestre las conexiones entre la escritura espejo y una inteligencia o creatividad superior a la norma pero se puede suponer que si alguien tiene la suficiente flexibilidad mental como para aprender este tipo de escritura, también podrá mostrar elevados niveles de creatividad.

Fuentes:

Mathewson, I. (2007) Does a mutated X-linked dominant transcriptional repressor gene explain mirror writing ability and synaesthesia?Medical Hypotheses; 69(2): 368-371.

Torres, L.; Ballón, N. & Mori, N. (2003) Escritura en espejo secundaria a infarto parieto-occipital izquierdo. Revista de Neurología; 37: 1112-1113

Akhutina, A. (2002) Diagnóstico y evaluación de la escritura. Revista Española de Neuropsicología; 4(2-3): 236-261.

Wang, X.; Cai, X. & Chen, H. (1998) Mirror writing in the elderly. Chin Med Journal; 111(7):641-3.

Visitado em 14/05/2020

La escritura en los niños zurdos

Si el ámbito de la escritura es especialmente complicado para los más pequeños, este hecho se acrecienta en los niños zurdos. La persona zurda debe adaptarse a las normas de escribir de izquierda a derecha, que son contrarias a lo que a él le sale de forma natural. Además, debe adaptarse a su nueva postura forzada para poder escribir, en forma de gancho, con la muñeca doblada y cogiendo el bolígrafo o el lápiz en forma de pinza. Es la manera de poder ver que está escribiendo.

Por lo tanto, lo primero es enseñar al niño a coger bien el lápiz o el bolígrafo, con el pulgar y el índice. Después facilitar la posición del papel para que no tuerza la mano. Se recomiendan libretas con espirales a la derecha o en el lado superior o folios sueltos. Además, es importante utilizar un bolígrafo de tinta de gel, que se deslice suavemente, y de secado rápido.

¿Por qué algunos niños usan la mano derecha y otros la izquierda?

Los estudios y las hipótesis sugieren diversos motivos:

  • genética
  • alto nivel de testosterona
  • cultura
  • desarrollo geográfico
  • estrés de nacimiento
  • incapacidad temporal de larga duración de la mano derecha
  • teoría de la evolución de la asimetría

Principales problemas de un niño zurdo

La escritura convencional está desarrollada exclusivamente para las personas diestras. Escribimos a mano de izquierda a derecha. Dejamos libre la escritura a medida que escribimos. En un zurdo, todo este proceso es mucho más complicado. Su mano izquierda cubre todo el texto escrito impidiéndole ver la escritura en toda su perspectiva y ensuciando lo que ha escrito.

En muchos casos los niños zurdos invierten las letras o escriben en espejo, es decir, escriben las letras y palabras en el correcto orden, pero en la dirección contraria y con las letras orientadas al revés. Por este motivo se relaciona la condición de ser zurdo con la dislexia.

¿Son los niños zurdos más inteligentes?

No es que sean más inteligentes, sino que tienen una capacidad de adaptación mayor; se realizan más conexiones neuronales. Su estructura cerebral y su lateralidad funcionan mejor cuando se les permite usar la mano izquierda. Por eso, lo más importante es no obligarles a usar la mano derecha, no hay que convertirlos en diestros.

Cómo ayudar a los niños zurdos

Lo primero de todo es no tratar de convertirles en diestros, cada uno aprende a escribir a su manera. Lo segundo a tener en cuenta es paciencia por parte de los padres o los profesores. Debemos ponernos en su lugar para llegar a entender la complejidad de ser zurdo en un mundo de diestros. Un tercer punto importante es respetar su lateralidad y ayudarles a desarrollarse como personas.

El momento más importante es cuando se enseña a escribir a un zurdo. En la mayoría de los casos, un niño zurdo empieza escribiendo correctamente, pero en espejo. La manera de ayudarles y hacerles comprender que no hay nada malo o equivocado en su manera de escribir es:

  • No castigándolo por lo que lo hace
  • Retroalimentándolo positivamente
  • Explicándole que su manera de escribir es correcta, aunque no habitual

Visitado em 16/04/2020

Uma breve história da mão esquerda

Com que mão você escreve? Direita ou esquerda?

Christian von Koenig

Uma em cada dez pessoas lendo este artigo é canhota, estatisticamente falando. Estima-se que 10% a 12% da população mundial penda para a esquerda, não politicamente falando.

Como se não bastasse ser minoria desde os Neandertais, canhotos e canhotas convivem com outras estatísticas pouco felizes:

Envergonham-se mais facilmente e se preocupam mais com erros e críticas;

Têm uma tendência maior à esquizofrenia e à dislexia;

Vivem, em média, nove anos a menos que destros.

Se você for uma pessoa canhota e estiver usando um desktop ou um laptop, há também 50% de chances de controlar o mouse com a mão direita, porque o mundo não é feito para sua ergonomia. Das carteiras da escola, aos materiais de escritório e aplicativos de paquera, tudo passa à direita.

Até quando enfim se cansar disso e decidir cobrar justiça ou fazê-la com a própria mão, ainda terá de se apoiar justamente no Direito.

Mas ao menos pode comemorar o Dia Mundial dos Canhotos em 13 de agosto.

“Então onde estão meus parabéns?”, você deve estar se perguntando. E com certeza merece muito mais que isso. Merece um pedido de desculpas por tudo que nós, os destros, temos zombado da sua condição ao longo de séculos.

Em latim, a direita e a esquerda eram dextra e sinistra. A primeira palavra ficou associada ao que é direito, reto, louvável — enquanto a segunda está ligada aos fatos mais sinistros, como acidentes.

Ironicamente para você que aprende a fazer tudo com as duas mãos, quem tem habilidade é destro, mas os desajeitados são chamados de canhestros. Canhoto talvez venha do galego canho, significando pau ou palha, sem explicar coisa alguma de desajeitamento.

Já a palavra “esquerda” tem uma história mais confusa. É certo que surgiu em português por meio do castelhano izquierda, que teve origem no basco ezquer. O que isso significava na época pré-romana é motivo de debate e pode ser:

esku (mão) + oker (torto)¹

ou:

esku (mão) + arra (macho)²

Logo, decidir entre ter uma mão torta ou ter uma mão macha está no seu direito. Opa, brincadeira!

Nem se pode acusar apenas as línguas romanas dessa perseguição. Ser gauche na vida, como escreveu Carlos Drummond de Andrade no Poema das sete faces, parece ser o destino das canhas de qualquer lugar.

“Quando nasci, um anjo torto
desses que vivem na sombra
disse: Vai, Carlos! ser gauche* na vida.”

* Do francês: esquerda, inábil, inseguro.

O inglês também tem preconceitos com a esquerda — e isso muito antes de Trump. A direita dos anglófonos vem do protoindo-europeu hreǵtós, que se referia a “endireitar, em linha reta”. Daí que right hoje é all right.

Mas esse protoindo-europeu acertou um direto na cara de qualquer pessoa canhota quando definiu a esquerda: (s)leup (balançar como um coxo), que virou lyft (fraco, inútil) e, por fim, left no inglês moderno.

Não à toa os canhotos são vistos como leftovers** e então left behind***.

** Sobras, restos. *** Deixados para trás.

E de que modo esquerda e direita caíram no tapa também na política? Como tudo que comentei neste artigo, do jeito mais arbitrário possível!

O ano era 1789 e a Assembleia Nacional da França foi dividida em dois grupos em meio à Revolução: os mais conservadores a favor do rei ficaram à direita dos assentos, enquanto os revolucionários postaram-se à esquerda. Sem tal definição prévia, qualquer pessoa sensata associaria um movimento progressista com o lado direito. Isso nada tem a ver com mãos e eu posso explicar.

A maioria absoluta das culturas ocidentais lê do lado esquerdo para o direito, o que afeta nossa interpretação do mundo. Nossos registros de progressão acontecem nesta ordem:

Um, dois, três.

Passado, presente, futuro.

Ou seja, o espectro político foi baseado na posição de bancos e não na lógica!

Esquerda e direita são as piores definições políticas que alguém poderia ter inventado. Não basta as pessoas canhotas sofrerem injustiça, como também a própria ideia de progresso social é associada ao sinistro, ao canhestro, ao fraco.

Diante disso, meu amigo canhoto, minha amiga canhota, saiba que apoio qualquer revolução que deseje fazer. Do mesmo modo que a política precisa de um conceito melhor da esquerda, o mundo deve entender de uma vez por todas a capacidade, a força e a superação que há em você.

Agora só me resta dar-lhe os parabéns e prometer que nunca mais direi gracinhas sobre o assunto. Vou me comportar direito daqui para a frente e peço que marque minha palavra no canhoto para me cobrar depois.

Visitado em 07/04/2020


Educar a un niño zurdo ó que se sospecha lo es

Los padres y los profesores del niño zurdo pueden colaborar en gran medida para que le sea mas fácil desenvolverse en un mundo pensado y diseñado para diestros.

 

La mano izquierda atada a la silla era el “pedagógico” sistema que se utilizaba antiguamente en las escuelas para evitar que los zurdos no escribieran con su mano hábil. Hoy en día la lateralidad está aceptada como algo normal y no un signo de torpeza.

 

Christine Urias

 

Los zurdos suman el 10% de la población y ven el mundo desde otra posición. Actividades que para los niños diestros no suponen un esfuerzo especial como cortar siguiendo una línea de puntos o aprender a escribir, tienen un grado de dificultad añadida para los zurdos. Estos pequeños problemas cotidianos pueden generar frustración, ansiedad o incluso falta de confianza en los niños, cuando por su edad no son capaces de reconocer la verdadera causa de su torpeza. Por eso, el niño zurdo necesita ante todo tolerancia y paciencia por parte de sus padres y profesores, no basta con dejar que se la arregle solo con su mano izquierda, hay que enseñarle a desenvolverse como zurdo.

 

Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros, y es normal que en actividades cotidianas usen ambas manos indistintamente. Otros, en cambio, manifiestan desde muy pequeños su preferencia lateral. En general, se puede decir que la lateralización aparece entre los 3 y los 6 años. Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros.

 

La manera más sencilla de comprobar si un niño es zurdo o diestro es dedicando tiempo a observar como evoluciona su preferencia manual, viendo qué mano, pie u ojo utiliza cuando realiza de forma espontánea acciones como agarrar la mamadera ó el chupete, pintar con los dedos, mirar por un calidoscopio o por otro objeto, limpiar una superficie con un trapo, cepillarse los dientes, peinarse, llevar un vaso lleno de agua, saltar sobre un pie… etc.

 

Consejos para educar a un niño zurdo

 

No obligar a cambiar la mano. Si el niño zurdo es obligado a utilizar la mano derecha, implica que use la mano más débil y menos hábil para realizar sus tareas, esto lo hará torpe, inefectivo y lo agotará innecesariamente haciendo que el aprendizaje sea más dificultoso y frustrante.

“Forzar la lateralidad de una persona conlleva muchos problemas”, así lo apunta Jane M. Healey, neuropsicóloga infantil y autora del libro El niño zurdo quién también agrega, “Cambiar las preferencias laterales del niño puede conllevar desventajas, como dificultades para distinguir la derecha de la izquierda, trastornos en la escritura, dislexia e incluso tartamudez”.

 

Guiarles como un espejo

 

Si la madre o el padre es diestro, la mejor manera de ayudar a un niño a aprender a realizar actividades sencillas, como abrocharse los cordones de los zapatos, o utilizar un tenedor, es sentarse frente a él e ir guiándolo como si fuera la imagen ante un espejo, de este modo podrá imitarlo con más facilidad.

 

Trabajar en clase

 

Los maestros deben de informarse desde un principio si hay niños zurdos en el grupo, prestarles atención y procurar que usen las herramientas adecuadas.

Sentarlos al lado izquierdo de los pupitres dobles o junto a otro niño zurdo para evitar que su codo choque con el del compañero diestro.

Sentarlos al lado derecho de la clase en relación a la pizarra, con el fin de que vean la escritura del maestro desde el mismo ángulo que ellos miran su escritura sobre el papel.

Colocar el papel o cartulina en el lado izquierdo de la mesa de trabajo e inclinarlo hacia la derecha.

Ubicarse al lado izquierdo del niño para darle las instrucciones.

Enseñarles a tomar el lápiz en la misma forma que lo hacen los diestros con el fin de evitar que adopten la posición de la mano “en gancho”, típica de los niños zurdos.

 

Herramientas para niños zurdos

 

Para un niño zurdo trabajar con una herramienta para diestros causará frustración por la incomodidad que esto supone. Hoy en día existen algunas herramientas que se han hecho especialmente para la mano izquierda que facilitan a los zurdos su actividad cotidiana.

 

Tijeras: tienen los filos invertidos, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho. De esta forma, se facilita la tarea de cortar en línea recta.

 

Sacapuntas: tiene la cuchilla al revés. El lápiz se toma con la mano izquierda y gira en el sentido natural del zurdo, contrario a las agujas del reloj ó antihorario.

 

Lapiceras y lápices: con grip para prevenir callosidades, hacer menos presión, evitar que resbalen los dedos y no tachar lo escrito con la mano

 

Reglas: con la numeración de derecha a izquierda para no tapar la lectura de los números con la mano.

 

Agendas y cuadernos: el espiral está a la izquierda y se puede abrir al revés. Permite, además de facilitar la escritura sin tropezar con el espiral, corregir la postura del cuaderno y la de la mano al escribir (algunos niños zurdos tienden a escribir con la mano torcida hacia dentro).

 

Libros para colorear: se abre al revés y tiene dibujos con referencias al niño zurdo.

 

Teclado de computadoras: con la calculadora a la izquierda. fonte

 

Visitado em 20/04/08

 

Para distinguir derecha e izquierda

La lateralidad significa el predominio de una mano o un pie sobre otro. A la edad de 4 ó 5 años se define su lateralidad. ¿Sabes cómo favorecer su desarrollo?

Es fácil si lo hacemos de una manera divertida a través del juego. A los peques les encanta pintarse la cara como los indios o los payasos y es una actividad perfecta que les ayudará a diferenciar entre la derecha y la izquierda. ¡Sólo hace falta un poquito de imaginación!

Existen niños diestros y niños zurdos, es decir, niños que utilizan principalmente la mano derecha para escribir, cortar, comer, pintar, etc., y otros que se defienden mejor con la izquierda. Lo mismo que ocurre con las manos, sucede con otras partes del cuerpo: los pies, los oídos, los ojos. Siempre prevalecerá uno sobre otro.

Puede ocurrir que un niño sea diestro con la mano (lateralidad derecha) y su pie predominante sea el izquierdo. A esto último se le llama lateralidad cruzada. Son comportamientos que podemos observar… ¡Haciendo el indio!

La lateralidad no queda definida hasta la edad de 4 ó 5 años. Sin embargo, hay que favorecer su madurez con distintos ejercicios y observar cómo se desenvuelven los pequeños con las dos manos.

Una actividad que potencia la lateralidad es la de pintarse la cara. ¡A los niños les encanta todo lo que sea pringarse y mojar sus manitas en botes de pintura! En primer lugar, el niño debe situarse frente a un espejo para que distinga el lado de la cara que se maquilla.

Además, hay que tener presente que toda actividad realizada con los chavales debe ambientarse adecuadamente. ¿Cómo? Con imaginación. Con ello conseguimos crear la motivación necesaria para que el niño se introduzca en el juego con naturalidad y muchas ganas de pasárselo bien. Así, podemos empezar contándoles una historia que despierte su curiosidad:

“Durante más de 10.000 años y en todo el mundo, la gente ha decorado su cuerpo con pinturas de muchos colores. Los artistas del teatro, las princesas y las reinas de todos los tiempos, los indios de América, las bailarinas japonesas llamadas Geisas, los payasos del circo, los hombres primitivos… ¡Es una costumbre mágica y sorprendente! Por ejemplo, antes de ir a la guerra, algunos indios norteamericanos se pintaban de rojo el contorno de los ojos y las orejas para tener buena suerte en sus luchas y asustar al enemigo… ”

Les damos pinturas especiales de maquillaje y… ¡A meter los dedos! Los papás son los jefes de la tribu. Así que vosotros daréis las órdenes a los guerreros:

 

– Ahora nos pintamos la ceja derecha de color rojo.

– Ahora la ceja izquierda de amarillo.

– Hacemos un círculo en la mejilla derecha.

– Nos pintamos el ojo izquierdo de azul… etc.

 

Sólo son algunos ejemplos. Se pueden inventar infinidad de leyendas fantásticas. Sin darse cuenta, el niño aprenderá a distinguir derecha de izquierda. Desarrollará su lateralidad y pasará un rato muy divertido que seguro habrá que repetir. ¡Paciencia, papás!

 

Marimar Cariñena Lozano

fonte

 

Las diferencias psicológicas y cerebrales entre zurdos y diestros

¿Por qué algunas personas son diestras y otras son zurdas?

por Bertrand Regader
Grandes personajes históricos como Napoleón, Albert Einstein, Leonardo Da Vinci, Charlot o Mozart tenían una característica en común (además, obviamente, de su popularidad): todos ellos eran zurdos. En la actualidad, también coincidimos con varias celebridades y personajes ilustres que usaban la mano izquierda para escribir, como el fallecido Hugo Chávez, o cuatro de los siete últimos presidentes de los Estados Unidos, incluido Barack Obama.

La ciencia investiga las peculiaridades de zurdos y diestros

Todos eran zurdos. A juzgar por esta introducción, cabría pensar que la historia nos ha dejado grandes personalidades zurdos. ¿Tal vez más capacitados para gobernar países? ¿ Con mejores dotes artísticos y creativos? La ciencia, desde hace décadas, investiga acerca de la incidencia de esta particularidad.

Aproximadamente, se suele decir que un 90% de la población es diestra, esto es, usa la mano derecha y el pie derecho prioritariamente. Un porcentaje mucho menor, un 10%, son zurdos. Las investigaciones al respecto de esta cuestión son algo confusas, pero en este artículo voy a intentar explicar cuáles son las principales diferencias en la salud, el cerebro y el psiquismo de los individuos según sean zurdos o diestros.

Zurdos o diestros: ¿cuál es la causa de esta característica?

Según reconocen los expertos en neurociencias, no existe ninguna evidencia definitiva ni ningún marcador neurobiológico contrastado que cause que una persona sea zurda o diestra. Sin embargo, sí coinciden en señalar que, en la etapa fetal, los humanos ya empezamos a desarrollar una preferencia sobre una mano o la otra. Otras teorías señalan que, durante las ecografías que se realizan a las embarazadas, puede distinguirse si un bebé será diestro o zurdo observando qué mano que tiene más cerca de la boca la mayor parte del tiempo.

El 10% de la población mundial usa preferentemente la mano izquierda

Aunque la ciencia todavía desconoce con exactitud muchas cuestiones acerca de los zurdos y los diestros, sí que ha podido arrojar varios datos de interés. Como antes he comentado, se calcula que el porcentaje de personas zurdas en el mundo ronda el 10%, aunque también es cierto que existen individuos que no serían “diestros naturales”, sino que habrían nacido zurdos pero habrían sido corregidos para usar la mano derecha.

Y es que, de hecho, hasta hace pocas décadas muchas personas eran obligadas, con todo tipo de métodos, a usar la mano derecha en vez de la izquierda para escribir. Fue una práctica habitual durante el inicio del franquismo español.

La desgracia histórica de las personas zurdas

No es el único atropello histórico que han sufrido los zurdos. Las personas con esta particularidad han sido especialmente repudiadas en distintas épocas, bajo el estigma de estar poseídas por el demonio, o por falsos estereotipos que los tachaban de delincuentes y maleantes.

No es de extrañar, pues, que esta persecución hacia los zurdos culminara en ciertos  métodos digamos  “pedagógicos” para corregir esta supuesta desviación. Muchos ancianos zurdos en España recuerdan con pesar cómo fueron presionados y obligados a escribir con la mano derecha en su etapa escolar, reconvertidos a diestros aun en contra de su naturaleza.

Estudios científicos

Varias investigaciones han intentado explicar por qué algunas personas son zurdas y otras diestras, y sus diferencias cerebrales, biológicas y psicológicas.

Los diestros son “más diestros”

Entrando en materia científica, cabe destacar que, según un estudio realizado en la Universidad de Ontario, “los diestros son más diestros comparados con los zurdos, que tienden más a ser ambidiestros; a ejecutar con más habilidad ambas manos”.  En otras palabras, los investigadores aseguran que las personas que usan preferentemente la mano izquierda son mucho más hábiles con la derecha que los diestros respecto a la mano izquierda.

Esto podría explicarse porque las personas zurdas se han visto obligadas, desde corta edad, a manejar utensilios y herramientas diseñados para diestros, con lo cual acaban desarrollando una mayor capacidad para controlar su “mano mala”.

Los zurdos viven menos años, en promedio

Uno de los aspectos sobre los que la ciencia más ha profundizado es sobre la longevidad de los zurdos y los diestros. Y es que, según se ha demostrado, los zurdos tienden a vivir unos nueve años menos de promedio que los diestros. Pero, ¿por qué ocurre esto? Existen varias hipótesis que intentan explicar esta diferencia.

Una de las más extendidas reza que es posible que los zurdos sean más propensos a sufrir algunas alteraciones mínimas durante su desarrollo, cosa que les haría más proclives a sufrir ciertas enfermedades.

La genética entra en juego

Sí, parece que ya hay datos que apuntan a que la preferencia por una u otra mano podría tener un origen genético. Concretamente, esto es lo que descubrió un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford, cuando aislaron una variable genética que se relaciona con el hecho de preferir usar la mano izquierda. Esta variante, de nombre LRRTM1, es también un predictor de la esquizofrenia. Es decir, que las personas que poseen esta variable genética tienen más riesgo de padecer esta enfermedad neurológica.

De todos modos, la relación entre poseer esta variación genética con padecer esquizofrenia solo ha sido correlacionada de forma leve; se desconoce exactamente qué papel juega este gen en la multitud de características y propensiones que desarrollará el individuo durante su vida. De hecho, el grado de correlación entre la zurdera y poseer dicho gen todavía sigue estudiándose.

La lateralidad cruzada y las diferencias cerebrales

Las diferencias entre el cerebro de zurdos y diestros contribuyen a profundizar en las pocas respuestas y muchas incógnitas sobre la lateralidad de los seres humanos. Como ya hemos explicado en anteriores artículos de Psicología y Mente, nuestro cerebro consta de dos hemisferios, derecho e izquierdo, y aunque el cerebro opera globalmente, cada uno de estos hemisferios está especializado en ciertas funciones.

Se suele decir, aunque es una simplificación un tanto acientífica, que el lado izquierdo del cerebro se encarga de procesar la información numérica y lógica, mientras que el hemisferio derecho está más vinculado a la creatividad y a la forma en que sentimos y nos emocionamos. Y a todo esto, ¿qué ocurre con la escritura? En más del 80% de la población, la escritura está más vinculada a la actividad en el hemisferio izquierdo, que a su vez rige nuestro lado derecho (sí, aunque suene contraintuitivo). Estas personas, por tanto, son diestras. En el caso de los zurdos, la cosa se complica un poco, puesto que la actividad relacionada con la escritura está más uniformemente repartida entre ambos hemisferios.

Será necesario seguir investigando en torno a esta cuestión para seguir aportando datos interesantes sobre las causas de la lateralidad y las diferencias entre zurdos y diestros. De momento, nos quedamos con más preguntas que certezas.

Fonte https://psicologiaymente.com/psicologia/diferencias-psicologicas-cerebrales-zurdos-diestros

Visitado em 22/08/2018

Educar a un niño zurdo ó que se sospecha lo es

Los padres y los profesores del niño zurdo pueden colaborar en gran medida para que le sea mas fácil desenvolverse en un mundo pensado y diseñado para diestros.

La mano izquierda atada a la silla era el “pedagógico” sistema que se utilizaba antiguamente en las escuelas para evitar que los zurdos no escribieran con su mano hábil. Hoy en día la lateralidad está aceptada como algo normal y no un signo de torpeza.

Christine Urias

Los zurdos suman el 10% de la población y ven el mundo desde otra posición. Actividades que para los niños diestros no suponen un esfuerzo especial como cortar siguiendo una línea de puntos o aprender a escribir, tienen un grado de dificultad añadida para los zurdos. Estos pequeños problemas cotidianos pueden generar frustración, ansiedad o incluso falta de confianza en los niños, cuando por su edad no son capaces de reconocer la verdadera causa de su torpeza. Por eso, el niño zurdo necesita ante todo tolerancia y paciencia por parte de sus padres y profesores, no basta con dejar que se la arregle solo con su mano izquierda, hay que enseñarle a desenvolverse como zurdo.

Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros, y es normal que en actividades cotidianas usen ambas manos indistintamente. Otros, en cambio, manifiestan desde muy pequeños su preferencia lateral. En general, se puede decir que la lateralización aparece entre los 3 y los 6 años. Durante los dos o tres primeros años de vida muchos niños son ambidiestros

La manera más sencilla de comprobar si un niño es zurdo o diestro es dedicando tiempo a observar como evoluciona su preferencia manual, viendo qué mano, pie u ojo utiliza cuando realiza de forma espontánea acciones como agarrar la mamadera ó el chupete, pintar con los dedos, mirar por un calidoscopio o por otro objeto, limpiar una superficie con un trapo, cepillarse los dientes, peinarse, llevar un vaso lleno de agua, saltar sobre un pie… etc.

Consejos para educar a un niño zurdo

No obligar a cambiar la mano. Si el niño zurdo es obligado a utilizar la mano derecha, implica que use la mano más débil y menos hábil para realizar sus tareas, esto lo hará torpe, inefectivo y lo agotará innecesariamente haciendo que el aprendizaje sea más dificultoso y frustrante.
Forzar la lateralidad de una persona conlleva muchos problemas“, así lo apunta Jane M. Healey, neuropsicóloga infantil y autora del libro El niño zurdo quién también agrega, “Cambiar las preferencias laterales del niño puede conllevar desventajas, como dificultades para distinguir la derecha de la izquierda, trastornos en la escritura, dislexia e incluso tartamudez“.

Guiarles como un espejo

Si la madre o el padre es diestro, la mejor manera de ayudar a un niño a aprender a realizar actividades sencillas, como abrocharse los cordones de los zapatos, o utilizar un tenedor, es sentarse frente a él e ir guiándolo como si fuera la imagen ante un espejo, de este modo podrá imitarlo con más facilidad.

Trabajar en clase

Los maestros deben de informarse desde un principio si hay niños zurdos en el grupo, prestarles atención y procurar que usen las herramientas adecuadas.
Sentarlos al lado izquierdo de los pupitres dobles o junto a otro niño zurdo para evitar que su codo choque con el del compañero diestro.
Sentarlos al lado derecho de la clase en relación a la pizarra, con el fin de que vean la escritura del maestro desde el mismo ángulo que ellos miran su escritura sobre el papel.
Colocar el papel o cartulina en el lado izquierdo de la mesa de trabajo e inclinarlo hacia la derecha.
Ubicarse al lado izquierdo del niño para darle las instrucciones.
Enseñarles a tomar el lápiz en la misma forma que lo hacen los diestros con el fin de evitar que adopten la posición de la mano “en gancho“, típica de los niños zurdos.

Herramientas para niños zurdos

Para un niño zurdo trabajar con una herramienta para diestros causará frustración por la incomodidad que esto supone. Hoy en día existen algunas herramientas que se han hecho especialmente para la mano izquierda que facilitan a los zurdos su actividad cotidiana.

Tijeras: tienen los filos invertidos, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho. De esta forma, se facilita la tarea de cortar en línea recta.

Sacapuntas: tiene la cuchilla al revés. El lápiz se toma con la mano izquierda y gira en el sentido natural del zurdo, contrario a las agujas del reloj ó antihorario.

Lapiceras y lápices: con grip para prevenir callosidades, hacer menos presión, evitar que resbalen los dedos y no tachar lo escrito con la mano

Reglas: con la numeración de derecha a izquierda para no tapar la lectura de los números con la mano.

Agendas y cuadernos: el espiral está a la izquierda y se puede abrir al revés. Permite, además de facilitar la escritura sin tropezar con el espiral, corregir la postura del cuaderno y la de la mano al escribir (algunos niños zurdos tienden a escribir con la mano torcida hacia dentro).

Libros para colorear: se abre al revés y tiene dibujos con referencias al niño zurdo.

Teclado de computadoras: con la calculadora a la izquierda.

fonte

Visitado em 20/04/08

Educando niños zurdos

Ser zurdo es mucho más que usar tu mano izquierda más que la derecha. Es un don que por nada del mundo se debe tratar de cambiar. Los zurdos no son torpes ni pretenden hacer todo mucho más complicado; sólo viven en una sociedad que los ignora y antes los perseguía.

Problemas como el corcho que se queda en la botella, las tijeras que no cortan bien, las cuerdas de la guitarra están colocadas al revés, los pupitres universitarios, entre otros, son situaciones que se repiten con frecuencia.

Los zurdos no tienen nada fácil en un mundo en el que todo está pensado y hecho para la mayoría diestra. Quienes tienen su mayor habilidad en la mano derecha no se topan con la misma cantidad de obstáculos que, a diario, deben superar los que operan mejor con su mano izquierda.

Los zurdos, muchas veces, deben luchar contra las barreras que la sociedad les impone. Pero no solamente tienen dificultades físicas, sino que, además, son considerados como verdaderos “fenómenos”, casi como bichos raros que todo lo hacen al revés y de la manera más difícil.

En la casi totalidad de los idiomas derecho o diestro es sinónimo de correcto, justo, recto, hábil, listo, es decir, cualidades positivas. De izquierdo o siniestro no se puede decir lo mismo, ya que en los diccionarios significa también torcido, no recto, viciado, infeliz y hasta funesto.

Si alguna vez un zurdo, de los que tienen la suerte de seguir siéndolo, nos llama la atención por su torpeza se debe, sin duda, a que los elementos están contra ellos: las tijeras, los abrelatas, los pela papas, las máquinas de coser, las herramientas, los cuchillos, etc…

Afortunadamente en la actualidad estos problemas van disminuyendo debido a una mayor conciencia social sobre el desarrollo de las minorías. Hoy existen productos especiales y gran cantidad de literatura e información sobre la naturaleza de los zurdos. Incluso, grandes mitos se han propagado sobre las habilidades intelectuales y creativas de los que dominan más su lado izquierdo.

El hemisferio cerebral izquierdo (CONTROL lado DERECHO) controla el discurso, lengua, escritura, lógica, matemáticas, ciencia; aquí ésta el modo de pensamiento lineal. El hemisferio cerebral derecho (CONTROL de la MANO IZQUIERDA) controla la música, arte, creatividad, opinión, emociones, genio; aquí está el modo de pensamiento holístico.

Esta dominación del cerebro hace a los zurdos ser pensadores probablemente más creativos y visuales que a los diestros. Esto es apoyado por un mayor porcentaje de lo normal de zurdos en trabajos y profesiones como la música y las artes en general.

Los zurdos también son, generalmente, mejores en la percepción y el pensamiento tridimensional, generando, por ejemplo, a más arquitectos zurdos de lo normal. Los zurdos son también bastante buenos en la mayoría de los deportes de pelota por una mayor coordinación entre mano y ojo. Educando niños zurdos

Los niños zurdos necesitan tolerancia y paciencia por parte de sus padres y profesores, no basta con dejar que se las arreglen solos con su mano izquierda, hay que acostumbrarlos de a poco a enfrentarse con todas las tareas y quehaceres pensados para los diestros, partiendo por una de las primeras herramientas: las tijeras de punta redonda para niños.

Para un niño zurdo el trabajar con una herramienta para diestros causará frustración por la incomodidad y mal rendimiento, los padres deben preocuparse ya que estos problemas se solucionarían si el niño usa tijeras para zurdos, con lo cual el niño recuperará la confianza en si mismo.

Hay otras tareas que no requieren herramientas y que serán difíciles para el niño de desarrollar si no es guiado correctamente, por ejemplo atarse los cordones ya que deberá aprender a hacerlo al revés que la mayoría diestra.

Cuando nacen, los niños son ambidiestros, pero una tendencia suele manifestarse en un periodo corto de tiempo. A los dos meses se empieza a producir un reparto de responsabilidades entre la mano de trabajo y la mano creativa, pero solo a partir del tercer año se puede afirmar con algún grado de seguridad que un niño es zurdo. Pero existe un periodo comprendido entre los tres y los siete años denominado periodo de quirilancia, más conocido como ambidiestrismo. Para comprobarlo lo antes posible hay que observar a los niños con atención en las actividades que realizan (pintar, asir y tomar cosas, comer, hacer fuerzas, etc..). Ser zurdo, no se refiere solamente a la mano, sino también la pierna, ojo y oído que no deben ser dejados de lado.

Es durante la quirilancia cuando ambos hemisferios cerebrales son equipotentes, lo que quiere decir que aún no hay dominio de ninguno de ellos. En este momento se está realizando un proceso normativo de maduración que definirá la preferencia, es en esta etapa, donde algunas maestras o padres de familia que piensan que lo están haciendo muy bien facilitan la utilización del lado derecho sobre el izquierdo. Ésta es una actitud errada, porque es en este momento cuando el niño debe determinar su preferencia manual.

Cuando son obligados a usar la derecha, muchos de estos niños se convertirán en zurdos encubiertos. En otras palabras, personas con problemas de lateralización y que muchas veces son tratadas como si fueran disléxicas, cuando en realidad lo que tienen son dificultades de lateralización. Cuando se detecta que un niño es zurdo contrariado, no existen soluciones mágicas ni inmediatas. Se debe tomar en cuenta que éste no empezará a escribir con la mano izquierda, sobre todo si tiene entre 8 y 10 años, aunque debe permitírsele compensar el problema adiestrándolo en el manejo de la mano derecha.

La prueba de Oseretsky es la que puede ayudar a determinar cuál es el nivel de preferencia en el ojo, oído, mano y pie. Ésta es una prueba neuropsicológica realizada en el consultorio de un psicólogo y que toma una, dos y hasta tres sesiones. Consta de una serie de ejercicios, donde el niño o el adolescente tiene que ir definiendo sus preferencias.

La prueba, además de evaluar la lateralidad, detectará los procesos que no fueron consolidados y que están dando lugar a perturbaciones a nivel escolar.

Un deficiente rendimiento académico puede ser una señal de alerta para que los padres se den cuenta de que algo no está funcionando muy bien en el niño o el adolescente.

Una vez que se aplica la prueba y se obtienen los resultados, el psicólogo establece una línea de base y puede comenzar algún tipo de tratamiento para reducir el problema. Para ello, tendrá que trabajar con la familia y con el colegio al que asiste el afectado.

Los maestros deberían informarse desde un principio si hay niños zurdos en el grupo, para prestarles atención y ayuda: ubicarlos en el lugar correcto (siempre a la izquierda de su compañero de banco) para que la luz le llegue siempre desde el lado derecho; darle facilidades y procurar que use las herramientas adecuadas.

Existen algunos tests o pruebas complementarias que nos facilitan la posibilidad determinar en cada parte simétrica del cuerpo, la que domina.

El niño debe tener claro que no es anormal o posee alguna enfermedad y no tiene porque recibir bromas de sus compañeros. Una vez superado todos esos escollos, el niño funcionará y trabajará correctamente con su mano.

fonte

Visitado em 20/04/08

Destruyendo prejuicios

El mundo puede ser un lugar muy hostil para aquel 10 por ciento de la población genéticamente predispuesto a funcionar con la “siniestra”, pero hay algunos indicios de que esto puede cambiar.

ALEJANDRA VALENZUELA

Abrocharse los zapatos, abrir una lata de conservas, cortar un papel con tijeras y manejar un auto. Acciones tan simples y cotidianas pueden convertirse en un obstáculo difícil de superar para las miles de personas que nacieron en un país absolutamente lego en materia de zurdos. Aparentemente, pocos tienen claridad acerca de las causas de esta condición que, valga especificar, no es un defecto neurológico ni un mal hábito motriz.

La mayoría de los zurdos ha debido contraponerse a su naturaleza y desenvolverse en una sociedad orientada al servicio de la mayoría, lo que en varios casos les produce dificultades de destreza y coordinación. El ejemplo más común es la escritura. De hecho, escribir puede convertirse en una de las más grandes complicaciones si se hace con la mano izquierda. La norma dicta que la escritura se realice de izquierda a derecha, pero para un zurdo esto resulta enormemente complicado, ya que a medida que escribe va tapando lo escrito con su mano y eso lo obliga a adoptar posturas forzadas y muy incómodas.

DESMITIFICANDO A LA SINIESTRA

Es sorprendente la cantidad de connotaciones negativas que se albergan en contra del lado izquierdo, tanto en la sociedad oriental como la occidental. A algunos solían amarrarles las manos cuando niños para que se acostumbraran a utilizar la mano derecha “como debe ser”. “Mi mamá me pegaba palmazos en la mano izquierda para que me acostumbrara a usar la otra, pero todavía uso la izquierda para hacer otras cosas, como peinarme, por ejemplo”, cuenta Carolina, cajera de un supermercado.

Basta buscar en un diccionario la palabra “siniestro”: “De la mano izquierda. Infeliz, malintencionado, con inclinación a lo malo”. Si ni la etimología es benevolente con los zurdos, menos lo es la costumbre popular. Asociar el tener un mal día con “levantarse con el pie izquierdo” es un hábito muy arraigado en varias culturas. Tomar la sal derramada y botarla por encima del hombro izquierdo es una antigua superstición romana basada en el altísimo valor que otorgaban a la sal (de ahí la palabra salario) y la creencia en que los malos espíritus acechaban por el hombro izquierdo.

Algunos tratados de psiquiatría de los años 20 relacionaban ser zurdo con la demencia, mientras que en los años 60 esa condición podía ser indicativo de un cuadro de dislexia.

Pero no todo es tan malo. A los zurdos se les suele atribuir una excelente capacidad de improvisación, creatividad y espontaneidad natas, virtudes muy cotizadas en el mundo del arte y el deporte. El factor “sorpresa” puede convertirse en una valiosa ventaja para los zurdos en un mundo de diestros, haciendo que se destaquen en disciplinas diversas. Francisco, estudiante universitario, opina: “Dicen que los zurdos somos más inteligentes, pero eso es más bien porque tenemos que enfrentarnos a muchos más problemas que nos obligan a desarrollar los dos hemisferios del cerebro”.

MERCADO POTENCIAL

Nibaldo Salvatierra es un zurdo como pocos. Este estudiante de ingeniería se dio a la tarea de recopilar información durante varios meses acerca de la condición que comparte con miles de chilenos, investigación que concluyó en enero de 2004. El sitio zurdos.cl es el resultado de todo ese trabajo. “Me di cuenta de que no había absolutamente nada en español sobre el tema, cuando los zurdos somos una minoría importante”, comenta.

Su propia experiencia fue la inspiración que lo llevó a dar tan importante paso. “Yo nunca corté bien con tijeras. Hay zurdos que se terminan acostumbrando a cambiar de mano para cortar, pero yo siempre corté con la izquierda y nunca pude con las tijeras normales”, recuerda.

Uno de sus peores martirios en época escolar era escribir en la pizarra. “Era un desastre. Como tenía que ir empujando la tiza, la cargaba mucho y hacía ruidos raros. La letra nunca me quedó bien, y me cargaba cuando me hacían salir adelante”. Ya en la universidad, los incómodos pupitres eran un problema permanente. “Uno pasaba haciendo pruebas chueco y a la mitad te empezaba a doler la espalda. Cuando se está en un momento de estrés, como puede ser una prueba difícil, ese tipo de cosas influye e incomoda harto”.

Afortunadamente, la página le proporcionó un “feedback” casi inmediato. El contacto con los interesados le hizo darse cuenta de la necesidad latente que había en el mercado de contar con utensilios de uso cotidiano especialmente diseñados para zurdos. Contactos por aquí, contactos por allá, el sitio zurdoteca.cl cuenta hoy con un stand en el mall Parque Arauco, en Las Condes.

En su oficina Nibaldo recibe hoy cientos de órdenes de despacho por teléfono y a través del sitio. Además ofrece la posibilidad de encargar productos que no estén en el catálogo, a pedido del interesado. Está muy conforme con la respuesta que ha recibido del público, y piensa que “ha sido principalmente una manera de hacerles ver a los zurdos que hay algo especial para ellos”. Sobre la importancia del servicio que presta zurdoteca.cl, su dueño prefiere graficarlo con la siguiente frase: “Aunque hayamos vivido toda la vida al lado de un camino de tierra, siempre va a ser mejor pasar por uno pavimentado”.

 

¿CUAL ES EL ORIGEN?

Ser diestro o zurdo es una condición que se determina genéticamente y, por ende, es hereditaria. Es un hecho científico comprobado que el hemisferio derecho del cerebro humano rige los movimientos del lado izquierdo del cuerpo, y el izquierdo los del lado derecho. Así, los diestros tienen más desarrollado el lado izquierdo del cerebro, mientras que los zurdos poseen un desarrollo dominante en el hemisferio derecho. La tendencia natural es que el cerebro busque que el ser humano tenga el ojo, el oído, la mano y el pie de un mismo lado del cuerpo como dominantes, es decir, una lateralidad homogénea.

Los niños menores de un año tienden a ser ambidiestros, ya que desarrollan la misma habilidad indistintamente con ambas manos y pueden realizar tareas motoras con igual eficiencia. De hecho, su lateralidad no comienza a definirse sino hasta los dos o tres años de edad. En esa etapa, los niños debieran presentar los primeros indicios de preferencia por un lado u otro. Sin embargo, cuando los padres noten que no se inclina por ninguno en particular, es recomendable orientar la lateralización a la derecha, siempre que no se convierta en un ejercicio forzado.

Alrededor de los seis años, cuando comienza la enseñanza básica, es el momento donde puede afirmarse con certeza si los niños son zurdos o diestros. La especialización de los hemisferios cerebrales es una función que va madurando a medida que se producen los cambios estructurales del sistema nervioso propios del desarrollo infantil, como el afinamiento de la motricidad o de las habilidades lingüísticas. Actividades tan sencillas como tapar y destapar frascos o botellas, pegarle a una pelota, mirar por el ojo de una cerradura o saltar sobre un pie, pueden arrojar luces para comprobar si los niños son diestros o zurdos.

Ante cualquier sospecha de una dominancia del lado izquierdo en sus hijos, los padres deben al menos comentarlo con el pediatra, y en ningún caso tratar de oponerse a ella. Obligar a un niño zurdo a convertirse en diestro puede derivar en profundas frustraciones, ya que al forzarlos a utilizar su lado débil se les obliga también a adoptar actitudes que pueden hacerlos sentir incomprendidos, inseguros e introvertidos.

DESINFORMACION

Un sencillo ejercicio colectivo de ponerse en el lugar del otro podría contribuir a crear un ambiente más amigable para los zurdos. Entender que es el sistema el que debe ser adaptado para ellos y no al revés sería un importante primer paso. Por ejemplo, algunos bancos iniciaron una campaña para mejorar su servicio, lanzando al mercado chequeras especialmente diseñadas para sus clientes zurdos. A través de zurdos.cl, Nibaldo Salvatierra ofreció dictar charlas en establecimientos educacionales para orientar a la comunidad escolar acerca del tema.

“Partimos haciendo charlas en un colegio y luego hice un mailing list a varios más, pero ninguno se interesó, realmente no estaban ni ahí con el tema. Pensé que los colegios privados podían tener una mejor disposición a darle un mejor servicio a los alumnos, pero tampoco pescaron”. Agrega que la mayoría de la gente simplemente no ve la importancia de facilitarles las tareas cotidianas a los zurdos, pero que es sorprendente cómo “un simple par de instrucciones pueden cambiarle la vida a un niño al momento de aprender a escribir”.

El mundo al alcance de la mano izquierda

Múltiples soluciones, que van desde naipes especiales hasta reglas con la escala de derecha a izquierda, ofrece la original tienda, única en Chile y Sudamérica.

Al pasar por la mente de un ingeniero, una dificultad colectiva puede convertirse en un excelente nicho de mercado, en este caso, del inexplorado mercado de artículos para zurdos. Afortunadamente, la dificultad ya tiene una respuesta. Zurdoteca.cl nació en septiembre de 2004 como consecuencia lógica del sitio zurdos.cl. Contactos con proveedores por aquí, acuerdos con empresas por allá, la iniciativa cuenta hoy con un stand en el Patio de Comidas del mall Parque Arauco, en Santiago, y un servicio de despacho vía telefónica y a través del sitio web.

Los mayores fabricantes de artículos para zurdos son Alemania e Inglaterra, por lo que la mayoría de los productos de la tienda son importados desde Europa y Estados Unidos, lugares donde existe mucha más conciencia acerca de este tipo de minorías. “Allá el tema de los zurdos dejó de ser algo anecdótico”, sentencia Nibaldo. Por otro lado, zurdoteca.cl diseña y fabrica tres productos específicos: cuadernos, cucharas de madera y tazones.

A juicio de Salvatierra, los artículos que más se venden son justamente los cuadernos, las reglas y los tazones. Agrega que en el caso de estos últimos “si bien no se trata de algo funcional, hay un tema de identificación que tienen los zurdos con su cualidad, por eso son bastante exitosos”. Incluso le llegan pedidos internacionales vía mail: “De España y México, por ejemplo, preguntándome si es posible hacerles envíos, pero yo les explico que es difícil porque el producto se puede encarecer mucho con los gastos de transporte y envío. La proporción es la siguiente: si una empresa fabrica un millón de sacapuntas, para zurdos hacen diez mil”.

Zurdos famosos

Ser zurdo no es un defecto, bajo ningún punto de vista. Si no, que le pregunten a Jimi Hendrix, Robert Plant (Led Zeppelin), Paul McCartney (The Beatles) o Kurt Cobain (Nirvana), que nunca tuvieron problemas para sacar sonidos con sus guitarras con las cuerdas al revés. O a Ned Flanders, el simpático vecino de Homero Simpson, que incluso puso una tienda especializada en artículos para zurdos. Carlo Magno, Julio César, Leonardo Da Vinci y Benjamin Franklin fueron grandes sin importar la mano con que ejercieran su grandeza. Para algunos ases del deporte, como Pelé, Oscar de la Hoya y Diego Armando Maradona, ser zurdo es más bien una ventaja ante sus oponentes, ya que les otorga en control del factor “sorpresa”. En Chile, Marcelo “Chino” Ríos, Marcelo “Matador” Salas y José Luis “Coto” Sierra pueden corroborarlo con toda seguridad. El mundo de la farándula criolla también tiene sus estrellas zurdas, como Marlen Olivari, la actriz Antonella Ríos y el mismísimo Mario Kreutzberger, Don Francisco.

fonte

Visitado em 31/01/08

Cuánto Cuesta Vivir con la Izquierda

Conozca la amplia gama de productos para zurdos, desde tijeras a teclados de ordenador

por Inmaculada R. Pascual

¿Ha intentado usted abrir una conserva con un abrelatas convencional, utilizando su mano izquierda? ¿Qué tal? ¿Difícil? No. Sólo que usted es diestro. Esa sensación de torpeza es la misma que siente la mayoría de zurdos cuando intenta hacer cosas habituales con objetos fabricados para la mayoría de diestros.

No cabe la menor duda de que el mundo está hecho para los que todo lo hacen con la mano derecha. Basta recordar la superstición de “levantarse con el pie izquierdo”, Y, sin embargo, existen zurdos muy famosos como Bill Clinton, Woody Allen, Demi Moore, Ryan O’ Neil, John McEnroe… por no citar a otros ilustres del pasado como Pablo Picasso, Ludwig van Beethoven, Napoleón o Aristóteles.

Una persona zurda es aquélla que tiene su fuerza natural en la parte izquierda de su cuerpo y se gira instintivamente hacia ese lado. En el fondo, reacciona igual que una diestra, pero lo hace todo en sentido contrario las agujas del reloj.
Si usted pertenece a ese sector de población, sepa que ya existen en España varias tiendas especializadas en productos para zurdos, adaptados a sus necesidades cotidianas, principalmente que giran, abren o cortan al revés.

Nuevo mercado.
Hasta hace casi tres años, si tenía suerte podía conseguirlos en las ortopedias. De forma que, además de ser considerado un ‘torpe’ -utilizar productos para diestros le resta agilidad- se le consideraba casi un minusválido y se trataba de corregirle ya en el colegio.

Fue precisamente una madre, con una hija zurda, quien, ante la falta de sensibilidad en los colegios y en la sociedad en general, decidió adentrarse en este nuevo mercado hace tan sólo tres años. Así nació la primera tienda de productos exclusivos para zurdos, en Barcelona.

Poco a poco, esta idea, que funciona bien en el extranjero (en el mundo anglosajón hace tiempo que dejó de corregirse a los niños zurdos), se extendió a otras provincias. En la actualidad, también existen tiendas para zurdos en Madrid y Zaragoza. Además, se pueden encontrar algunos productos específicos en comercios de otros sectores, como papelerías y librerías.

Estos nuevos negocios intentan alejarse del concepto de ortopedia y ofrecen al zurdo productos de calidad, que van desde las cosas prácticas y habituales, como las tijeras, hasta caprichos como los palos de golf.

Aunque algunos mantienen que no es un buen negocio porque la cuota de mercado es muy reducida -se calcula que un 10% de la población española es zurda, porcentaje que aumentará a medida que deje de forzarse al niño a ser diestro-, lo cierto es que estos productos están despertando la curiosidad de zurdos y diestros. Durante la pasada campaña de Navidad, en la tienda de Madrid se agotaron productos representativos, como el abrelatas.

Pero estos negocios tienen el inconveniente de ofrecer productos un poco más caros que los ‘normales’. Primero, porque la fabricación de un objeto para un zurdo es más costosa. Para poder fabricarlo hay que cambiar toda la cadena de montaje e, incluso, los moldes. Para abaratar su precio habría que hacer grandes pedidos, pero el mercado español todavía es muy joven.

Además, en segundo lugar, se trata de productos de importación, fabricados en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o incluso Australia.

Productos.
Si usted es zurdo, el mercado le puede adaptar cualquier producto que pueda imaginar. Lógicamente, dependiendo de su rareza, será más caro o más barato.

En este sentido, los profesionales recomiendan que a la hora de comprar tengan en cuenta cuáles son útiles, casos del abrelatas o las tijeras, y cuáles son un mero capricho, como por ejemplo un cuchillo de mesa (se venden cuchillos con el filo en el centro, sin necesidad de pagar más por el hecho de venderse con el cartel de ‘producto para zurdo’).

Para el estudiante.
– Tijeras: tienen los filos invertidos, de tal manera que el izquierdo queda siempre por encima del derecho. De esta forma, se facilita la tarea de cortar en línea recta. Hay tijeras a partir de las 250 pesetas, dependiendo del tamaño, forma y material.

  • Sacapuntas: tiene la cuchilla al revés. El lápiz se coge con la mano izquierda y gira en el sentido natural del zurdo, contrario a las agujas del reloj. Precio: alrededor de 600 pesetas.
  • Reglas invertidas (de derecha a izquierda) para no entorpecer la lectura con la mano. A partir de 500 pesetas.
  • Cuaderno: la espiral está a la izquierda y se puede abrir al revés. Permite, además de facilitar la escritura sin tropezar con la espiral, corregir la postura del cuaderno y la de la mano al escribir (algunos niños zurdos tienden a escribir con la mano torcida hacia dentro). Unas 700 pesetas.
  • Libro para colorear: se abre al revés y tiene dibujos con referencias al niño zurdo. Vale 250 pesetas.
  • Pluma estilográfica: tiene el corte de la punta al revés, para evitar que la pluma dificulte, al escribir con la izquierda, la salida de la tinta. Hace, además, que la punta se clave en la hoja y se rompa. Se pueden comprar a partir de 1.700 pesetas.
  • Agenda telefónica: se abre de izquierda a derecha. Por sólo 2.500 pesetas.
  • Teclado: las teclas para el cálculo y las flechas de desplazamiento están a la izquierda. Es compatible. Eso sí, al ser de importación, de momento no tiene la ‘ñ’. Sus precios aún son elevados: a partir de 24.000 pesetas.
  • De menaje y cocina.
    Abrelatas: convencional, con cuchilla al revés y giro en el sentido natural del zurdo, ambidiestro (para ambas manos), con un imán de sujeción en la tapa para que ya no se le resistan las latas. Desde 900 pesetas.
  • Cazo de leche: con el servidor al revés (a la derecha del mango). Cuesta unas 2.500 pesetas.
  • Sacacorchos: gira en el sentido natural del zurdo. Alrededor de 2.750 pesetas.
  • Manopla de cocina para mano izquierda. Unas 550 pesetas.
  • Cuchillos: con el filo a la derecha. Desde 1.500 pesetas.
  • Navaja suiza multiuso. Su precio es de 7.500 pesetas.
  • Cinta métrica: con una escala de derecha a izquierda para facilitar la lectura del zurdo. Sólo cuesta 725 pesetas.
  • Cepillo de dientes asimétrico. Alrededor de 1.500 pesetas.
  • Estuche de manicura. Vale unas 7.000 pesetas.

Para caprichosos

  • L ápiz con texto al revés: legible para el zurdo. Desde 125 pesetas.
  • Guías para aprender a hacer punto y ganchillo, y a bordar. Por 1.175 pesetas cada una.
  • Calculadora anatómica para sujetarla por la mano derecha y trabajar con la izquierda. La puede adquirir por 5.400 pesetas.
  • Taza para café: con un texto a la derecha del asa para que el zurdo lo pueda leer al cogerla. Un regalo original por sólo 850 pesetas.
  • Cubiertos de mesa: los filos de los cuchillos están a la derecha. Desde 600 pesetas la unidad.
  • Relojes: con las agujas que giran en el sentido natural del zurdo, o sea, al revés. Se puede adquirir uno por alrededor de 8.000 .

fonte

Visitado em 31/01/08